By Christian Duverger

1568. Un viejo compañero de Cortés escribe al ultimate de su vida l. a. Historia verdadera de l. a. conquista de los angeles Nueva España, considerada hasta hoy como un documento de primera mano y como una auténtica obra de arte literaria. Su autor, Bernal Díaz del Castillo, fue testigo ocular de los principales acontecimientos y de los más mínimos hechos de l. a. Conquista. A pesar de ser un basic soldado estuvo al lado de Hernán Cortés en cada momento y en todas partes: en México, en España y en Honduras; asiste a los angeles boda del conquistador, a sus entrevistas con el emperador Carlos V y con el soberano mexica Motecuzoma. Conoce, incluso, los secretos del testamento de Cortés y confesiones sobre su compañera, los angeles Malinche. Pero lo que más sorprende es que Bernal comienza a escribir su crónica -verdadero portento de l. a. memoria- a los eighty four años de edad, más de medio siglo después de los acontecimientos que relata. En Crónica de l. a. eternidad, el historiador francés Christian Duverger plantea las preguntas más inquietantes en torno a l. a. fabulosa obra de Bernal. ¿Cómo pudo un easy soldado raso, sin ninguna experiencia literaria, escribir l. a. magna crónica de l. a. Conquista? ¿Cómo pudo estar tan cerca de Cortés en todo momento y, sin embargo, no aparecer en ninguna de sus cartas, en ninguna de las crónicas y registros de l. a. época? ¿Quién es en realidad el misterioso Bernal Díaz del Castillo? Con una escritura ágil, mezcla de investigación histórica y novela policiaca, Christian Duverger conduce al lector por un apasionante recorrido que lo llevará a descubrir quién es el auténtico autor de los angeles Historia verdadera de los angeles conquista de los angeles Nueva España y cómo pudo pasar tanto tiempo tras las sombras.

Show description

Read Online or Download Crónica de la eternidad. ¿Quién escribió la Historia verdadera de la conquista de la Nueva España? (Spanish Edition) PDF

Best History books

Glencoe The Story Of The Massacre

'You are hereby ordered to fall upon the rebels, the MacDonalds of Glencoe, and to place all to the sword less than seventy. ' This was once the treacherous and cold-blooded order ruthlessly conducted on thirteen February 1692, whilst the Campbells slaughtered their hosts the MacDonalds on the bloodbath of Glencoe. It used to be a bloody incident which had deep repercussions and was once the start of the destruction of the Highlanders.

The Age of Edison: Electric Light and the Invention of Modern America (Penguin History American Life)

The past due 19th century used to be a interval of explosive technological creativity, yet arguably crucial invention of all was once Thomas Edison’s incandescent lightbulb. Unveiled in his Menlo Park, New Jersey, laboratory in 1879, the lightbulb beaten the yankee public with the experience of the start of a brand new age.

Bending Adversity: Japan and the Art of Survival

“[A]n first-class ebook. .. ” —The EconomistFinancial instances Asia editor David Pilling offers a clean imaginative and prescient of Japan, drawing on his personal deep event, in addition to observations from a pass element of eastern citizenry, together with novelist Haruki Murakami, former best minister Junichiro Koizumi, industrialists and bankers, activists and artists, little ones and octogenarians.

Decision-Making in Medieval Agriculture

This interesting and critical ebook makes use of a wealth of up to date assets to reconstruct the psychological international of medieval farmers and, by way of doing so, argues that there was a stereotypical interpretation of the center a while. David Stone overturns the normal view of medieval countrymen as economically backward and as an alternative unearths that agricultural decision-making was once as rational within the fouteenth century as nowa days.

Extra resources for Crónica de la eternidad. ¿Quién escribió la Historia verdadera de la conquista de la Nueva España? (Spanish Edition)

Show sample text content

L. a. solución está sin embargo al alcance de l. a. mano. Sí, el modelo del retrato redibujado por Valentini es un grabado presente en el libro de Charles Nodier. Pero no es el retrato de Guillaume de Launoy, sean cuales fueran sus méritos. Representa al �rey de Francia Enrique IV! �Sí! Desde 1904, Bernal Díaz del Castillo, tomando l. a. pose para los angeles eternidad, ha tomado los rasgos del Verde Galante. Éstos son los meandros de esta jocosa historia. El libro Los alrededores de París, publicado en México en 1854, es los angeles traducción de un libro de Nodier publicado en París diez años antes. [356] Ese libro está ilustrado, en las dos versiones, con doscientos dibujos a trazo. Durante el proceso de traducción, los angeles longitud del texto inicial varió y las imágenes fueros desplazadas con respecto a l. a. paginación unique. Lo que tiene por resultado que el retrato de Enrique IV, que figura al ultimate del volumen en el capítulo consagrado a los angeles ciudad de Mantes, se encuentre insertado, en los angeles versión española, en l. a. parte del texto correspondiente a Guillaume de Launoy. De ahí el equívoco de González Obregón. En los angeles versión unique francesa, el retrato de Enrique IV está correctamente ubicado, insertado en el texto que le corresponde. Está ahí para evocar el edicto de Mantes (1591), pero también las numerosas visitas que hacía el rey a esa ciudad, oficialmente para “jugar a los angeles pelota”, de hecho para reunirse con sus amantes Claudine de Beauvilliers o Gabrielle d’Estrées. [357] Aunque aparece más calvo que de costumbre, un poco como si el grabador hubiera prestado al rey los angeles calvicie de su ministro Sully, el Verde Galante es dibujado aquí conforme al famoso retrato de pie de Frans Pourbus, también llamado Pourbus el Joven. El cuadro unique se encuentra hoy en el Louvre pero de él existen varias copias de l. a. época, de excelente factura. En él vemos al rey de Francia Enrique IV, ya envejecido, vestido con coraza negra y llevando en diagonal l. a. famosa banda blanca, símbolo de los hugonotes, cuyo colour se convertirá en el de los reyes de Francia. �Quién tomó l. a. iniciativa, en Guatemala, de escoger el rostro de Enrique IV para prestárselo a Bernal Díaz del Castillo? Misterio. �Quién quiso metamorfosear al cronista en rey de Francia pensando que nadie se daría cuenta? Misterio. Pero �estamos absolutamente seguros de que no se trata de una broma póstuma del “clan navarro”? Porque Enrique IV, rey de Francia y de Navarra, nacido en Pau en 1553, es el sobrino nieto de Pierre d’Albret, el amigo de Hernán, pilar de su academia en Valladolid. Permanecemos en el círculo de los iniciados. A Cortés, en su tumba, no debe disgustarle que l. a. posteridad le haya conferido inadvertidamente una estatura genuine a defecto de haberle devuelto su verdadero rostro. EPÍLOGO IMAGINARIO[358] 17 DE ENERO DE 1907. ACADEMIA FRANCESA —¡Oh! Me alegro de verte, mi querido Alonso. Te mandé llamar porque hoy será un día en tu honor. Mira, ponte aquí; bajo los angeles Cúpula, desde este lugar se tiene l. a. mejor vista. Fray Alonso Remón no estaba a sus anchas.

Rated 4.03 of 5 – based on 29 votes