Se trata de una recopilación sistemática, l. a. primera de su género, de textos y documentos, algunos de ellos poco conocidos, que subrayan l. a. impronta “humanista”: el relieve que se da a l. a. actividad del hombre, a sus posibilidades, a su acción terrenal, en los angeles vida civil, los angeles cultura, las artes, las ciencias.

 Son testimonios elocuentes, a través de l. a. formas de los angeles vida, de l. a. educación y de las costumbres. También son retratos de hombres ejemplares que encarnaron ese excellent. Y finalmente l. a. tentativa de delinear el cuadro de conjunto de una época singular, a través de l. a. palabra de sus protagonistas.

 

Show description

Read or Download El renacimiento italiano PDF

Similar Art books

People of the Book: A Novel

The bestselling novel that follows a unprecedented manuscript via centuries of exile and struggle, from the writer of The mystery Chord and of March, winner of the Pulitzer Prize.  Inspired through a real tale, humans of the e-book is a unique of sweeping historic grandeur and intimate emotional depth via an acclaimed and cherished writer.

A Brief History of the Paradox: Philosophy and the Labyrinths of the Mind

Can God create a stone too heavy for him to raise? Can time have a starting? Which got here first, the bird or the egg? Riddles, paradoxes, conundrums--for millennia the human brain has discovered such knotty logical difficulties either difficult and impossible to resist. Now Roy Sorensen bargains the 1st narrative heritage of paradoxes, a desirable and eye-opening account that extends from the traditional Greeks, in the course of the heart a while, the Enlightenment, and into the 20 th century.

Invisible Hands: Self-Organization and the Eighteenth Century

Why is the realm orderly, and the way does this order grow to be? humans inhabit a mess of it seems that ordered systems—natural, social, political, fiscal, cognitive, and others—whose origins and reasons are frequently vague. within the eighteenth century, older certainties approximately such orders, rooted in both divine windfall or the mechanical operations of nature, started to fall away.

All the Art That's Fit to Print (And Some That Wasn't): Inside The New York Times Op-Ed Page

All of the paintings that is healthy to Print finds the real tale of the world's first Op-Ed web page, a public platform that―in 1970―prefigured the net blogosphere. not just did the hot York Times's nonstaff bylines shatter culture, however the photographs have been innovative. not like something ever noticeable in a newspaper, Op-Ed artwork grew to become a globally influential idiom that reached past narrative for metaphor and altered illustration's very function and power.

Extra info for El renacimiento italiano

Show sample text content

Y esa imagen, tanto en los angeles vista como en el alma, no puede ser corporal, pues no son éstas, ni el alma ni l. a. vista, corpóreas. �De qué modo si no, siendo como es l. a. pupila del ojo tan pequeña, podría hacerse shipment de tanto espacio del cielo, si lo hiciese de un modo corporal? De ninguno. Pero el espíritu recibe en un solo punto toda los angeles amplitud del cuerpo de un modo espiritual y como imagen incorporal. Al alma sólo le complace aquella especie que aprehende por sí misma. Y ésta, aunque sea semejanza de un cuerpo extrínseco, no por ello deja de ser en el alma algo incorpóreo. De modo que es los angeles especie incorporal l. a. que gusta, y aquello que gusta es grato, y aquello que es grato es bello. De aquí se concluye que el amor se refiere a cosa incorpórea. Y l. a. belleza es más cierta semejanza espiritual de l. a. cosa, que una especie corporal (... ). El amor no se sacia por ningún aspecto o tacto de cuerpo. De modo que no busca ninguna naturaleza de cuerpo, sino más bien los angeles belleza. De donde se concluye que l. a. belleza no puede ser cosa corporal. Por todas esas cosas se ve que, los que están inflamados de amor, tienen sed de belleza; si quieren apagar l. a. sed ardorosísima con los angeles bebida de este licor, es preciso que busquen el dulcísimo humor de los angeles belleza, más que buscar en el río de los angeles materia y en los arroyuelos de los angeles cantidad, figura y colores (... ). Pero, a fin de que nuestro discurso no se exceda de su propósito, vamos a concluir brevemente (... ) que l. a. belleza es cierta gracia vivaz y espiritual. Y esta gracia se infunde por el rayo divino, primero en los ángeles, luego en las almas de los hombres, después de ellos en las figuras y voces incorporales, y esa gracia mueve y deleita nuestra alma por medio de l. a. razón, de los angeles vista y del oído, y en el deleitar arrebata, y en el arrebatar inflama con ardiente amor. [Marsilio Ficino, Sopra lo amore, ed. Rensi, Lanciano, 1914, páginas 65-74. ] 2. Sobre los angeles naturaleza de Amor, según B. Castiglione Al amor le está dedicado el cuarto libro de El Cortesano y en todo él palpita l. a. concept de los angeles espiritualidad de los angeles belleza, los angeles proposal de una fusión de lo bello y lo bueno, de l. a. función cósmica de los angeles belleza. los angeles intuición estética de l. a. realidad, que es uno de los aspectos característicos del Renacimiento, se expresa aquí de un modo que, si bien no es especulativamente unique, sí es acertadísimo desde el punto de vista literario. [Nota del trad. : Damos aquí l. a. versión de Juan Boscán. ] Yo, ciertamente, no querría que con decir mal de l. a. hermosura, los angeles cual es una cosa sagrada y divina, hubiese alguno de vosotros que, como profano y sacrílego, incurriese en l. a. ira de Dios (... ) digo que de Dios nace los angeles hermosura, y es como un círculo del cual los angeles bondad es el centro. Por eso, como no puede ser círculo sin centro, así tampoco puede ser hermosura sin bondad; y con esto acaece pocas veces que una destroy alma esté en un hermoso cuerpo, y de aquí viene que l. a. hermosura que se ve de fuera es l. a. verdadera señal de l. a. bondad que queda dentro; y en el cuerpo de cada uno es impresa, en los unos más y en los otros menos, una cierta gracia, casi como un carácter o sello del alma, por el cual es conocida por fuera, como los árboles que con los angeles hermosura de los angeles flor señalan l. a. bondad de los angeles fruta.

Rated 4.23 of 5 – based on 23 votes
Category : Art