Un padre y su hijo caminan solos por una América devastada. Nada se mueve en el paisaje quemado salvo cenizas en el viento. El cielo es oscuro, l. a. nieve gris, y el frío es capaz de romper las rocas. Su destino es los angeles costa, aunque no saben qué, si algo, les espera allí. No tienen nada; sólo una pistola para defenderse contra las bandas que acechan l. a. carretera, las ropas que llevan puestas, un carrito con comida, y el uno al otro.La carretera es los angeles historia profundamente conmovedora de un viaje. Un libro que atrevidamente imagina un futuro en el que no queda esperanza, pero en el que un padre y un hijo que sólo se tienen a sí mismos, sobreviven por amor.

Show description

Read Online or Download La carretera (Spanish Edition) PDF

Similar Horror books

The Sundial

Sooner than there has been Hill condominium, there has been the Halloran mansion of Jackson’s stunningly creepy fourth novel, The SundialWhen the Halloran extended family gathers on the relatives domestic for a funeral, nobody is stunned whilst the a little bit extraordinary Aunt Fanny wanders off into the key backyard. yet then she returns to document an incredible imaginative and prescient of an apocalypse from which merely the Hallorans and their hangers-on may be spared, and the family members unearths itself engulfed in turning out to be insanity, worry, and violence as they organize for a negative new international.

The Big Book of Ghost Stories

The large booklet OF GHOST tales is a lively Black Lizard anthology with over one thousand pages of haunted—and haunting—tales. The ghost tale might be the oldest of the entire supernatural literary genres and has captured the mind's eye of just about each author to place pen to the web page. right here, Edgar Award-winning editor Otto Penzler has his willing experience of the supernatural to assemble the main chilling and uncanny stories within the canon.

Hell House

Rolf Rudolph Deutsch goes die. but if Deutsch, a filthy rich journal and newpaper writer, starts off considering heavily approximately his drawing close loss of life, he bargains to pay a physicist and mediums, one actual and one psychological, $100,000 every one to set up the proof of existence after dying. Dr. Lionel Barrett, the physicist, followed via the mediums, trip to the Belasco apartment in Maine, which has been deserted and sealed seeing that 1949 after a decade of drug dependancy, alcoholism, and debauchery.

Others

A chilling story of a grotesque mystery from the world-renowned writer of Portent "My redemption started in Hell. .. " So starts off James Herbert's debatable and beautiful new chiller. Nicholas Dismas is a personal investigator, yet like no different that has long past earlier than him. He consists of a mystery approximately himself to which no longer even he has the reply.

Extra info for La carretera (Spanish Edition)

Show sample text content

L no respondió. Entró en el cuarto de baño y pulsó el interruptor de los angeles luz pero ya no había corriente. Un fulgor rosado en los angeles luna de l. a. ventana. Hincó una rodilla y levantó l. a. palanca para tapar l. a. bañera y luego abrió los dos grifos a tope. Ella estaba en el umbral en camisón, agarrada a los angeles jamba, sosteniéndose l. a. barriga con una mano. �Qué es? , dijo. �Qué pasa? No lo sé. �Por qué te bañas? Yo no me baño. En aquellos primeros años había despertado una vez en mitad de un bosque pelado y se había quedado escuchando las bandadas de aves migratorias que pasaban en aquella penetrante oscuridad. Sus chirridos en sordina a varios kilómetros de altura, volando en círculo alrededor de l. a. tierra con l. a. insensatez de un tropel de insectos sobre el borde de un tazón. Les deseó una rápida travesía hasta que se perdieron de vista. No volvió a oírlas nunca más. Tenía una baraja de cartas que encontró en el cajón de una cómoda en una casa y las cartas estaban gastadas y ahusadas y no había dos de tréboles pero aun así jugaban a veces a l. a. luz de l. a. lumbre envueltos en sus mantas. Intentaba recordar las reglas de juegos infantiles. previous Maid. Alguna versión del whist. Estaba seguro de que no lo hacían bien y se inventó nuevos juegos y les puso nombres inventados. Cañuela Atípica o Vomitona Gatuna. A veces el niño le hacía preguntas acerca del mundo que para él no period ni siquiera un recuerdo. Se esforzaba mucho para responder. No existe pasado. �A ti qué te gustaría? Pero dejó de inventarse cosas porque esas cosas tampoco eran verdad y decirlas le hacía sentir mal. El niño tenía sus propias fantasías. Cómo serían las cosas una vez en el sur. Otros niños. Él procuraba no dar rienda suelta a todo esto pero su corazón lo traicionaba. �De quién serían hijos esos niños? Sin listas de cosas que hacer. El día providencia de sí mismo. l. a. hora. No hay después. El después es esto. Todas las cosas bellas y armónicas que uno conserva en su corazón tienen una procedencia común en el dolor. El hecho de nacer en los angeles aflicción y los angeles ceniza. Bueno, susurró para el chico que dormía. Yo te tengo a ti. Pensó en los angeles foto de su mujer que había dejado en l. a. carretera y que debería haber intentado conservarla de algún modo en sus vidas pero no sabía cómo. Se despertó tosiendo y se alejó unos pasos para no despertar al niño. Siguiendo a oscuras una pared de piedra, envuelto en los angeles manta, de hinojos en las cenizas como un penitente. Tosió hasta que empezó a notar el sabor de l. a. sangre y dijo el nombre de ella en voz alta. Pensó que quizá lo había pronunciado en sueños. Cuando volvió el chico estaba despierto. Perdona, dijo. No pasa nada. Duerme. Ojalá estuviera con mamá. Él no dijo nada. Se despatchedó junto al pequeño arropados en las colchas y las mantas. Al cabo de un rato dijo: Te refieres a que te gustaría estar muerto. Sí. No debes decir eso. Pero lo digo. No lo hagas. No es bueno decir esas cosas. No puedo evitarlo. Lo sé. Pero procura no hacerlo. �Y cómo? No lo sé. Somos supervivientes, le dijo desde el otro lado de l. a. lámpara. �Supervivientes? , dijo ella.

Rated 4.21 of 5 – based on 28 votes