By Màxim Huerta

«Al señor Dominique Brulé le gusta llegar de noche a su floristería. Siempre cierra los ojos antes de encender las luces y les da un tiempo a sus plantas para que se coloquen porque imagina que han estado toda los angeles noche mezclándose unas con otras. Nunca las pilla en movimiento, un día sucederá. Cuando inauguró l. a. tienda pensó encerrarse y dejarse morir, pero al ver que las tímidas siemprevivas sobrevivían sin agua después de semanas sin atención alguna, se dio cuenta de que él también podría vivir sin su amor».L’Étoile Manquante, los angeles floristería del señor Dominique, es el lugar preferido de Mercedes y Tilde, dos españolas que llevan más de cuarenta años trabajando en Francia. Las dos creen que están solas, porque a Mercedes los angeles abandonó su marido nada más cruzar l. a. frontera y Tilde no fue capaz de encontrar a quien l. a. quisiera. Un buen día, se instala en sus vidas un huracán encarnado en los angeles joven Violeta, que llega de Madrid huyendo de un amor que se empeña en perseguirla.

Show description

Read or Download No me dejes (Ne me quitte pas) PDF

Best Contemporary Literature books

In Evil Hour

Written prior to 100 Years of Solitude, this interesting novel of a Colombian river city possessed via evil issues to the author's later flowering and greatness.

Polaroids from the Dead

Douglas Coupland takes his gleaming literary expertise in a brand new course with this crackling selection of takes on lifestyles and loss of life in North the US -- from his sweeping portrait of thankful useless tradition to the deaths of Kurt Cobain, Marilyn Monroe and the center classification. For years, Coupland's razor-sharp insights into what it potential to be human in an age of know-how have garnered the top compliment from lovers and critics alike.

The Life You've Imagined: A Novel

“A richly woven tale laced with unforgettable characters…. a gorgeous booklet. ”—Therese Walsh, writer of The final Will of Moira Leahy“The lifestyles You’ve Imagined is a very good novel approximately love and loss, letting move and keeping on. A publication to percentage with family members and friends—I enjoyed it. ”—Melissa Senate, writer of the key of Joy From Kristina Riggle, writer of the intense debut genuine existence & Liars, comes The existence You’ve Imagined, an striking new novel approximately love, loss, existence, and wish.

Timoleon Vieta Come Home: A Sentimental Journey

Cockroft, a light composer and socialite, lives in self-imposed exile and fantasizes of real love and lavish suicides. damn round his dilapidated farmhouse within the Italian nation-state, his purely consistent resource of corporation is the ever-loyal Timoleon Vieta, a mongrel with the main attractive eyes.

Additional info for No me dejes (Ne me quitte pas)

Show sample text content

Audaz ahora, que con los años se pierde los angeles vergüenza. A más arrugas, menos vergüenza. Así de sencillo. —Bueno, bueno… De pronto, las dos se miraron como si quisieran guardar un secreto de tiempos pasados. Ese gesto que parece traducirse con un �Mejor no hablamos». —¿En África sucedió algo que no sepamos? —preguntó él. —Quita, quita. Qué lejos nos queda África. Tanto Mercedes como Tilde habían sido buenas mozas, tenían altura y formas todavía femeninas, aunque ya no llamaran los angeles atención por los angeles calle. El brillo en los angeles mirada tuvo que haber sido intenso y las heridas de los años, tan constantes a los angeles hora de restar, habían apagado sus suspiros. Pero, a todas luces, ambas habían sido dos mujeres de bandera. los angeles amistad venía de entonces, de los tiempos en Sidi Ifni, donde tantos jóvenes hacían el servicio militar y tantas muchachas ayudaban en las pocas casas de los generales. —Vamos a dar una vuelta, señor Dominique. Vendremos más tarde. Nuestros estómagos rugen como los angeles marabunta y será mejor que pasemos primero por el Café de Flore. —Déjate del Flore. Al Bonaparte, que allí nos invitan. —Pues sí. Desayunen bien. Porque veo que han perdido peso. —¡Qué vaaa! —dijo Tilde. —Si lo cube como piropo, mal —apuntó doña Mercedes—. Y si lo cube como forma de echarnos del neighborhood, he cogido l. a. indirecta. No se me venga arriba, que las clientas de toda l. a. vida somos mayoría. Y nos manifestamos. —Las veo muy cosmopolitas. —Vaya que sí, viejo amigo. Me pasó las tijeras para cortar flores y cuando cerraron los angeles puerta se me cayeron de los angeles risa. Los dos, Dominique y yo, nos echamos a reír. Vi que al girar l. a. esquina de los angeles tienda ambas iban tirándose de las rebecas y elogiándose lo guapas que estaban y refunfuñando cómplices ante lo que les había parecido una insolencia típica del viejo francés. Creo que me vino muy bien ese desahogo, porque me hizo ver que andaba por el buen camino. —Vamos a preparar el ramo de madame Corbière. —¿Alguien especial? —dije. —Alguien especial. Está muerta. Mireille Corbière murió hace doce años. Dominique me alcanzó una garba de margaritas. �Son para ella», dijo. El aire que todavía movía las campanillas de l. a. puerta me despistó y me quedé mirándolas; pero él ni siquiera se dio cuenta. Parecía que había entrado un fantasma y que él lo observaba. Me dio un poco de miedo. —Era una señora estupenda. Muy dulce. Enamorada. Entonces el florista se agachó y cogió unas florecillas más pequeñas con las que acompañar el ramo, eran margaritas también, pero mínimas, imperceptibles casi. Se volvió hacia mí y me dijo: —Murió sola, sin familia ni amigos. Pero dejó una cuenta para que le siguieran enviando flores a casa. period lo mismo que su amor le regalaba en cada cumpleaños… Mañana es el día y no puede quedarse sin su ramo de flores. No tenía palabras. Al oírle me pareció que period un viejo amor y que estaba mintiéndome para cambiar los angeles historia. Quería entenderlo así. Pero me vio los pensamientos. —No creas que tuvimos algo. Mireille period una mujer muy pura, muy transparente y muy enamorada. —Y… �cuánto tiempo más estará recibiendo el ramo?

Rated 4.92 of 5 – based on 7 votes